Thursday, February 19, 2009

La cadena de Valor - ¿Quien se beneficia mas? Los aceites comestibles


En esta semana se aprecia un inusual movimiento en las oficinas del Indecopi (Instituto nacional de defensa de la competencia y de la protección de la propiedad intelectual), debido a la liberación de los aranceles al producto Aceite comestible proveniente de la república Argentina. Veamos un poco como anda Argentina en este tema.

La cadena de oleaginosas en la Argentina es una de las actividades de mayor relevancia dentro de su economía. Abarca la producción primaria de semillas oleaginosas, su industrialización para la obtención de aceite y pellets y la venta de estos productos, en su mayoría, al mercado externo. Pero es en el sector de la exportación donde se observa la vital importancia de la actividad oleaginosa, en conjunto las ventas de semillas, aceites y pellets, suman el 53 % de las exportaciones de origen agroalimentario. Superan así a otras tradicionales producciones del agro y a otras industrias como la de cereales, carnes o vinos.

En la actualidad, hay mas de 47 plantas industriales que se dedican a la industrialización de oleaginosas. En los últimos años se verifica una tendencia hacia la reducción en el número de unidades fabriles junto con un incremento en la capacidad de producción, así la capacidad de crushing promedio por planta es cada vez más alta, lo que representa una mayor eficiencia productiva en un mercado del tipo commodities.
La industria oleaginosa argentina, concentran sus principales plantas en la provincia de Santa Fe a orillas del río Paraná; desde Puerto San Martín -al norte de Rosario- hasta Arroyo Seco. Esta es una posición estratégica para la salida a mercados de exportación. La profundidad de la hidrovía Paraguay - Paraná permite la navegación y carga de buques de gran porte con menores costos de transporte. El resto de las plantas se ubica principalmente en las provincias de Buenos Aires, Córdoba y Entre Ríos. Los grandes volúmenes de producción sumados a un bajo consumo interno generan importantes saldos exportables, por lo que el sector oleaginoso argentino es una rama de la actividad económica estructuralmente exportadora. Argentina se constituye en el principal exportador mundial de aceites de soja y girasol, alcanzando en este rubro mas de 10.000 millones de dólares en el último año.
La agroindustria argentina de soja, produce 222 millones de toneladas métricas anuales, frente a la agroindustria peruana (palmito y semilla de algodón) con 80.000 toneladas métrica anuales, esto significa que solamente en Soja, Argentina produce mas de dos mil veces que su par peruano.
Igualmente Perú es cliente de la industria Oleaginosa boliviana, que nos proporcionaba (hasta mayo-2008) el aceite primario o de grado industrial vegetal, sobre el cual se procesan los aceites comestibles, manteníamos un arancel 0% con Bolivia para este producto, sin embargo el interés de los industriales bolivianos ha sido el de no vender materia prima, sino aceites procesados. Es aquí donde la agroindustria argentina concentra su interés en aumentar sus exportaciones a Perú, sabedor de un mercado de mas de 500 millones de dolares disponible, con mas de 40.000 productores, pero orientandose a los productos ya elaborados. Efectivamente la existencia de un mercado oligopólico en el aceite y derivados oleaginosos, ha generado un rechazo en el INDECOPI de los precios de competencia de mercado, el Precio internacional está dado por el mercado de Chicago (referencial) donde se tiene que:

Tonelada Soja U$ 439,92 ( al 18-febrero-2009)
lo que significa una baja internacional en los precios y a esto se suma la noticia que la producción mundial aumenta en más de 7% de superficies cultivables (solo en USA).

Entonces el alto precio del aceite registrado en Perú, es básicamente un rezago existente por el uso del aceite vegetal y de la producción oleaginosa proveniente de Bolivia hasta el mes de mayo del 2008, sin embargo en Bolivia hay un oligopolio empresarial, con el mismo grupo que posee el negocio de las oleaginosas mayoritariamente en Perú, es el GRUPO ROMERO.
Si hacemos una simple comparación de precios al nivel internacional de Aceites vegetales, entre productores finales:

Aceite Vegetal (Chicago) Litro U$ 1,20
Aceite Vegetal (Rosario) Litro U$ 1,12
Aceite Vegetal (Perú) Litro U$ 2,30

Esto es que el aceite vegetal en Perú cuesta mas del 100% que el aceite en Argentina o en EE.UU.
Ante esta situación es necesaria la competencia abierta, que permita bajar los costes finales al consumidor, aunque se apela al hecho de que los productores serán afectados, realmente no se aprecia el impacto del porcentaje de beneficios obtenidos por las corporaciones que se hayan trasladado al productor local, por ello dado el mismo nivel de consumo, la medida del INDECOPI, permitirá una oferta mas elástica del producto, llevando a un punto en el cual por efectos de la competencia, el precio tienda a disminuir.
Un caso cierto es que una potencia productora como Argentina, puede dañar el mercado productor local, si es que los reglamentos de importaciones no son los adecuados y en el tiempo previsto, ya está la experiencia del caso chileno, donde la industria chilena de oleaginósas se ha reducido drásticamente en favor de las importaciones argentinas.

0 Comments:

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

Links to this post:

Create a Link

<< Home

Add to Technorati Favorites Peru Blogs Paperblog : Los mejores artículos de los blogs Solo Blog - Top Sites Coches ES BlogsPeru.com The House Of Blogs, directorio de blogs
certificado por
GuiaBlog
Mi Ping en TotalPing.comBlogalaxia
planetaperu.pe estamos en
PlanetaPeru.pe

Anuncios Gratis