Monday, May 02, 2011

La Función de Reacción de la Política Monetaria del Banco Central y la Regla de Taylor.

La función de reacción del Banco Central, es también denominada Función de reacción de la política monetaria.
La función de reacción puede definirse, de manera general, como la relación funcional que describe la forma en que el banco central ajusta sus instrumentos de política, tales como la tasa de interés o algún agregado monetario, en respuesta a cambios en sus variables objetivo como la inflación, la producción y tipo de cambio.
Definida lineas arriba, la función de reacción de la Política Monetaria, se constituye en un instrumento que muestra como un banco central se comportará en el futuro en forma similar a como lo ha hecho en el pasado (Tendencia), también es posible predecir acciones de política ante choques internos o externos a la economía. Así, esto permite evaluar la política monetaria actual, como también proyectar la evolución de la economía ante choques (shocks).
Años atrás, se ha intentado analizar este asunto, pero no es sino que cobró mayor relevancia y objetividad a partir de las investigaciones de John Taylor, cuyas reglas simples se han convertido en una suerte de recomendación de política, aún cuando existen diferentes enfoques sobre el mismo asunto. En Política Monetaria, se dice de una regla simple, que es aquella que permite a la autoridad monetaria (Banco Central) determinar un nivel adecuado para la tasa de interés en función del comportamiento de un conjunto de variables meta.
John Taylor en 1993, plantea una Regla que describe el comportamiento de la tasa de interés de la economía estadounidense (USA), con relación a la meta que se ha propuesto la Reserva Federal:

i = 2 +ð + 0.5( y - y* )+ 0.5(ð - 2), donde tenemos que:
i= Tasa de interés de los fondos federales
ð = Tasa de inflación anual (4 trimestres)
y - y* = Brecha entre el producto real (y) y el potencial (y*)

Los indicadores relacionados entre la inflación y la brecha del producto, muestra que la Reserva federal, busca un objetivo de crecimiento sostenido como también uno de inflación baja y sobre todo estable, mostrándonos su carácter contractivo, donde la tasa de interés se mantiene relativamente alta, cuando la inflación está por encima de su meta o también esto ocurre cuando el nivel de la economía está sobre el nivel de pleno empleo; así la meta es mantener la tasa de interés al 2% y evitar que la inflación la lleve a un extremo u otro.
Después de los estudios de Taylor, muchos otros economistas han propuesto reglas derivadas, donde se introducen métodos de suavización de la relación entre las variables, otros modelos introducen expectativas de inflación, y otros modelos tratan a la regla de Taylor, como una regla Subóptima, desarrollando una nueva regla óptima que incluye los efectos del mercado internacional (economía abierta) y otras condiciones monetarias internacionales, ejemplo de ello son los trabajos de Lawrence Ball ("Policy Rules for Open Economies" - 1999).
Los bancos centrales utilizan como método de fijación de metas (Inflation Targeting), a la regla de Taylor, así; si la tasa de inflación actual o la esperada está por encima de la meta prefijada, el banco central lo puede atribuir a dos variables: a un factor exógeno e independiente de la demanda y al nivel de crecimiento del PIB por encima de su crecimiento potencial (que puede ser por un exceso de demanda).
Entonces; la función de reacción de la política monetaria , frente a crecientes incrementos de la tasa de inflación, es la de elevar la tasa de interés real, esto significa; subir la tasa de interés nominal por encima de la inflación esperada.
Así, la política monetaria se adelanta temporalmente (forward), frente a la reacción del gobierno a la inflación (a través del Ministerio de Economía y Finanzas) con un rezago, por causas institucionales y fundamentalmente por asuntos políticos sociales.
La regla de política monetaria relaciona entonces a la Variación del Producto respecto al crecimiento de la inflación.
Podemos (en el Corto Plazo) escribir de la manera siguiente:
[(y - y*) / y*] = & (ð - ðt)
Donde &= función relaciona ambas variaciones.
Esta curva también se le conoce como la curva de cuasi oferta, de las teorías aceleracionistas de la inflación, que proviene de una curva de Phillips modificada, en el corto plazo.
Esto se cumple bajo las condiciones de rigidez de los salarios, dado que las variaciones de estos no alcanzan a las variaciones de la inflación y se produce desempleo en el corto plazo; obviamente esta situación no permite el crecimiento del Producto real.

2 Comments:

Blogger Walter Escobar said...

Excelente artículo sobre las regla de taylor.
Saludos

1:29 PM  
Anonymous Anonymous said...

Lindo artículo. Quiero recalcar una sola cosa, que considero importante. Es fundamental el ppio. de Taylor, que establece que el parámetro que multiplica a la brecha de inflación (entre la efectiva y la meta) sea mayor a 1.
¿Por qué? Porque si la inflación crece por sobre la meta, y la Autoridad Monetaria desea bajarla, deberá aumentar la tasa de interés en más que el aumento de la inflación, para que así afecte la tasa de interés real, y ésta haga enfriar la economía.

1:54 PM  

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

Links to this post:

Create a Link

<< Home

Add to Technorati Favorites Peru Blogs Paperblog : Los mejores artículos de los blogs Solo Blog - Top Sites Coches ES BlogsPeru.com The House Of Blogs, directorio de blogs Blogs de Ciencia
certificado por
GuiaBlog
juegos
Blogalaxia
planetaperu.pe estamos en
PlanetaPeru.pe

Anuncios Gratis